Posted by : Redacción miércoles, 1 de diciembre de 2010

Hola siendo hoy el 1ro de Diciembre día Mundial de Lucha contra el sida, he decidido compartirles un pequeño artículo sobre la cultura y VIH, comentarios son bienvenidos.

 La cultura es parte integral de todo ser humano, son todas esas formas y expresiones del lugar donde uno vive que incluye costumbres, prácticas, códigos, normas y reglas de la manera de ser, vestimenta, religión, rituales, normas de comportamiento y sistemas de creencias.

Las expresiones de cultura varían de un lugar a otro, inclusive dentro de un mismo territorio o país, nuestras formas y expresiones son distintas, sin embargo el conjunto de todas esas ramificaciones forman patrones culturales que se transmiten de generación en generación y marcan nuestros comportamientos.

El VIH es un tema marcado por las culturas,  podemos decir que muchos de esos patrones hacen vulnerables el  desarrollo en la sociedad de las personas que tienen VIH porque no permiten tener una visión más integradora, podemos mencionar de ejemplo los  roles de género y las relaciones de poder, que en su conjunto han mermado el avance de nuestras sociedades de forma equitativa.

La cultura patriarcal ha permitido que el VIH siga en aumento, ya que muchas acciones se nos han enseñado como comunes y aceptables. El hombre cree que puede hacer de su vida lo que quiera y tener las mujeres que desee, a las mujeres se les ha prohibido salir a la luz pública con roles de comportamientos distintos en la sociedad.

No podemos negar que todavía vemos culturas que ejercen represión y violentan los derechos humanos de las personas. Y que prohíben o encasillan a las personas con VIH.

Cultura de Prevención y cuidado

Es necesario tener el tiempo para aprender nuevas formas de cultura que contribuyan a prevenir el VIH. Una de ellas es aprender a cuidarse uno mismo.  Aprender que el VIH se puede prevenir y sobre todo interiorizar que “yo puedo prevenir”, porque cada uno es parte de una sociedad y de una cultura, en la cual nos ha faltado enseñar a cuidar nuestro propio cuerpo. Especialmente las mujeres, sector en el cual los casos de VIH han tenido una mayor incidencia.

Sin embargo, para que exista la prevención y el cuidado, debe existir primero el acceso a la información real y científica. Hablar del VIH debe ser un aspecto cotidiano en nuestra cultura, sin miedos, ni restricciones.  Muchas veces no se ha avanzado en la promoción de cultura de prevención por la falta de franqueza en muchas sociedades, con respecto a temas como la sexualidad y relaciones de poder.

 La cultura nos identifica como pueblo, pero a veces nos divide como nación. La incidencia del VIH es cada vez mayor y son mujeres y jóvenes quienes están siendo afectados. Debemos actuar para evitar que la pandemia siga avanzando, actuar sin inhibiciones con mensajes directos y reales, que informen y creen  la cultura de prevención.

Cultura y vida diaria

Las estrategias que verdaderamente cambian nuestra cultura son aquellas que ponemos en práctica en la vida cotidiana, en el desarrollo de la sexualidad, en el entorno, en la vida espiritual. Para ello debemos lograr el contenido cultural apropiado de los mensajes de sensibilización para que éstos sean bien captados y entendidos

No solamente hablamos de campañas y mensajes de ONG que trabajen el tema, porque sus esfuerzos a veces son pequeños debido a la falta de recursos económicos.

Se debe tener un pensamiento estratégico y hablar de la prevención el VIH a todos los niveles desde las escuelas hasta espacios públicos, comenzando por la niñez y la adolescencia, quienes están en proceso de aprender.

Un pensamiento conjunto de prevención llega a mayor cantidad de personas, en las áreas rurales y alejadas donde no tienen acceso a las nuevas tecnologías a las cuales otros están acostumbrados.

Informar es la clave del éxito, pero de la manera más abierta y veraz que sea posible imaginar, porque el conocimiento nos hace conocedores de la verdad y aunque no sea absoluta nos ayuda a cambiar y creer que nuevas formas de relacionarlos y de prevenir la pandemia que nos afecta, es posible. Es tiempo de actuar, es tiempo de mantener la promesa.

Existen diversas razones por las cuales la gente ignora la existencia del VIH y sus consecuencias. Por eso es necesaria una respuesta culturalmente adaptada a la prevención y la atención del VIH.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Translate

Visitas

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers

- Copyright © Renazco Social -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -